Historias de impotencia

Era febrero mes del amor de 1990 a mis 40 años de edad, un experimentado amante soltero y muy codiciado por el tamaño de mi bolsillo, una noche la conocí ella era hermosa, sus ojos inmediatamente me engatusaron, no pude escapar esa noche de sus brazos al conocerla y tocar sus finas manos acompañadas de un perfume tan agradable que me invitaba a volar a volar en su cama toda la noche, después de unas copas mirándonos con deseo decidimos pasar la noche mi apartamento todo fue normal hasta que después de abrir una botella de champagne y colocarme mi toalla para entrar al yacusi , viendo las montaña nevadas decidí acercarme a ella con un beso y otro más pero algo andaba muy mal, me deje llevar por la plática y las caricias y cuando ella exigía ser amada mi cuerpo no logro responder, jamás pensé que esto me pasaría a mí un Casanova el cual jamás tuve problemas de erección o cualquier tipo de esas cosas, ahora mi vida depende de viagra pero no estoy conforme por que sufro de los efectos secundarios me gustaría encontrar algo que no me dejara arrepentido de usar viagra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *